Inicio » Prensa » Actualidad » La contribución de la gente de mar, clave para lograr un océano más saludable

La contribución de la gente de mar, clave para lograr un océano más saludable

Jueves, 25 Junio, 2020

 

La labor de diferentes sectores que trabajan por lograr un océano más saludable se ha puesto de manifiesto en el encuentro emitido en directo con motivo de la celebración del Día de la Gente de Mar en el marco del ciclo de #Biodirectos, que organiza el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), a través de la Fundación Biodiversidad.

Este tercer #Biodirectos ha contado con la participación del oceanógrafo Carlos Duarte, quien asegura que hay evidencias científicas que permiten afirmar que es posible recuperar la abundancia de vida en el océano en una generación, en el 2050. “La ola de recuperación del océano va a seguir, solo tenemos que impulsarla desde la responsabilidad y el trabajo de la gente de mar”.

El científico español, autor de más de 800 artículos y titular de la Cátedra de Investigación Tarek Ahmed Juffali en Ecología del Mar Rojo, de la King Abdullah University of Science and Technology en Arabia Saudí, ha manifestado que la recuperación de la crisis global del COVID “no debe ser solo verde, sino también azul”.

Todos somos gente de mar

Según el investigador, han surgido evidencias de una recuperación de la abundancia de vida en el océano, desde hábitats a grandes ballenas, fruto de políticas de conservación introducidas progresivamente desde los años 80. Gracias a estos avances, actualmente, a nivel global, un 10% del mar está protegido.

Sin embargo, ha añadido que se requiere coordinación y cooperación internacional para proteger espacios hasta llegar al menos al 30% de la superficie del océano protegido para 2030; proteger especies, particularmente aquellas en mayor riesgo; eliminar la contaminación, desde plásticos a contaminantes sintéticos persistentes; regular la pesca para recuperar los stocks pesqueros; así como mitigar el cambio climático con el cumplimiento de los objetivos más ambiciosos marcados por el acuerdo de París.

Duarte ha concluido que “todos somos gente del mar y nuestro destino está vinculado al océano”.

Gastronomía y pesca sostenible

Recuperar el océano, según Duarte, supone contribuir a la salud humana y al bienestar. Objetivos que comparte la gastronomía. En este ámbito, el coordinador del área de cocina del Basque Culinary Center, Jorge Bretón, ha mostrado cómo la innovación y la formación en la cocina pueden ayudar a proteger la biodiversidad. Durante el encuentro, el chef ha incidido en la necesidad de potenciar una gastronomía sostenible, mientras preparaba en directo platos elaborados con productos que se suelen desechar habitualmente como aleta de salmón, escamas y cabeza de merluza, y piel de bonito.

La importancia de conocer el origen de los productos procedentes del mar y la seguridad alimentaria también han sido temas abordados durante el encuentro. El gerente de la Organización de Productores Pesqueros Artesanales Lonja de Conil (OPP72), Nicolás Fernández, ha señalado la importancia de que el consumidor “pueda identificar que el producto se ha trabajado de una manera sostenible”.

Con 31.473 empleos directos, el sector pesquero es el medio de vida de muchas familias en España. “Esta actividad hay que desarrollarla de forma sostenible; necesitamos que el mar tenga los mejores productos y más cuidados. Lo importante no es pescar más sino vender mejor”, ha añadido.

La biodiversidad marina como fuente de riqueza

Los participantes en este #Biodirectos han mostrado que las actividades de la gente del mar pueden ser valiosos instrumentos que fomenten el conocimiento y la conservación de la riqueza del patrimonio natural en España, uno de los países con mayor biodiversidad marina de Europa, con más de 11.000 especies conocidas.

Además, España avanza en una mayor protección de sus mares. En pocos años hemos pasado de proteger el 1 % a más del 12% actual, teniendo como meta el objetivo fijado por Europa del 30 % de protección de nuestra superficie marina en 2030. Por el momento, nuestro país cuenta con cerca de 300 espacios protegidos, de los cuales 272 están incluidos en la Red Natura 2000, la mayor red de áreas protegidas del mundo.

Para alcanzar un océano sostenible es necesario avanzar en su conocimiento, reforzar la coordinación entre administraciones y sectores, y crear una estructura de gobernanza desde un enfoque participativo que integre a todos los gestores y la gente del mar.

Este es uno de los objetivos del LIFE INTEMARES, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y en el que participan como socios la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del propio Ministerio; el Instituto Español de Oceanografía; la Confederación Española de Pesca; SEO/BirdLife y WWF España. Cuenta, además, con la contribución financiera del programa LIFE de la Unión Europea.

Más de 6.500 personas y 800 organizaciones se han implicado ya en nuestro proyecto. En estos cuatro años de andadura hemos desarrollado diversas acciones vinculadas a la investigación, conservación, vigilancia, gobernanza, capacitación y educación para lograr una gestión eficaz de los espacios protegidos.

Encuentros sobre la importancia de la biodiversidad

Este encuentro, que ha sido seguido en directo por más de 1.500 personas a través de las redes sociales de la Fundación Biodiversidad, forma parte del ciclo de #Biodirectos, organizados por el MITECO a través de la Fundación Biodiversidad, con el objetivo de sensibilizar sobre el importante papel que juega la biodiversidad en relación a la salud humana, así como tratar diversas temáticas vinculadas a las oportunidades que ofrece una reconstrucción verde tras la crisis global generada por el COVID-19.

Participan expertos de diversos ámbitos con el objetivo de buscar soluciones a los principales retos a los que nos enfrentamos como sociedad, como la crisis sanitaria y ambiental. El próximo evento, previsto para el 9 de julio, abordará el control del tráfico ilegal de especies.