Inicio » Marco acción prioritaria

Marco acción prioritaria

España es el país de la Unión Europea que más superficie aporta a la Red Natura 2000, la red de espacios naturales protegidos más grande del mundo. Cuenta con un 27% de su territorio terrestre y más del 8% del marino protegido bajo esta figura, lo que supone cerca de 2.000 espacios.

Para cumplir con sus obligaciones comunitarias y atender a las necesidades de la Red Natura 2000, España pone en marcha un proceso participativo para la elaboración del Marco de Acción Prioritaria en Red Natura 2000, documento estratégico de gestión de la misma. Este proceso, impulsado gracias a un proyecto LIFE entre 2012 y 2014, permite concluir el proceso de elaboración y es reconocido por la CE como uno de los mejores proyectos LIFE.

Para ello, se crea un Grupo de Trabajo específico en el que participaron todas las Comunidades y Ciudades Autónomas del Estado Español, coordinado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que acordó una metodología para afrontar el complicado reto de elaboración del MAP, que contó con la participación de más de 130 expertos, científicos y gestores de la Red Natura 2000.

Con esta participación se elabora el documento final del Marco de Acción Prioritaria. Este instrumento contiene información relevante sobre el estado de conservación de hábitats, disposiciones legales y administrativas para la protección y gestión de la Red Natura 2000, experiencia en el uso de instrumentos financieros de la UE y estimación de las necesidades de financiación para la gestión adecuada de la Red Natura 2000. Además, establece los objetivos estratégicos y prioridades de conservación de la Red Natura 2000 para el periodo 2014-2020, la descripción de las medidas clave para alcanzar los objetivos y prioridades y las posibilidades de financiación.

PRIORIDADES ESTRATÉGICAS

Agrupando los distintos tipos de hábitats en agrícolas, forestales, palustres, azonales, marinos y costeros, se establecen cinco prioridades estratégicas para su gestión:

  1. Mejorar el conocimiento necesario para la gestión.
  2. Completar la Red Natura 2000 en el medio marino.
  3. Asegurar el mantenimiento o el restablecimiento del estado favorable de conservación de los tipos de hábitat de interés comunitario y las especies.
  4. Mejorar la vigilancia y el seguimiento sobre los espacios Natura 2000.
  5. Proporcionar la información y formación adecuada para la consecución de los objetivos de conservación establecidos.

Dada la importancia de las inversiones realizadas en otros aspectos complementarios referidos a la Red Natura 2000, se definen también prioridades vinculadas al turismo y empleo verde, cambio climático, investigación, educación, capacitación y concienciación, así como a la cooperación, incluida la trasfronteriza, en relación con la gestión de Natura 2000.

Para el cumplimiento de estas prioridades se definen casi 200 medidas agrupadas por los tipos de hábitats anteriormente descritos. Además, con objeto de identificar las posibilidades de financiación de las medidas incluidas en el MAP, se evalúan los principales instrumentos financieros europeos y los principales instrumentos innovadores de financiación.

El MAP constituye la piedra angular de la gestión de la Red Natura 2000 y, por lo tanto es la base sobre la que se asienta el planteamiento del LIFE IP INTEMARES, que se aplica sobre la totalidad de los espacios marinos de la Red, cerca de 300, y desarrolla el 98% de las medidas del MAP referidas a los ecosistemas marinos españoles.